19 AL 21 DE OCTUBRE DE 2018

GRAN HOTEL CIUDAD DE MÉXICO | CDMX, MÉXICO

Jornadas NEL

Jornadas NEL



LaLeo 

Ecos desde la sede anfitriona

Editorial
Ana Viganó

 

Después de tanto compromiso y preparación, y luego de haber vivido una semana extraordinaria de trabajo, transferencia de trabajo, formación y affectio societatis  en nuestra ciudad, invitamos a algunos colegas de la sede anfitriona a escribir una breve resonancia, eco o punto vivo para empezar a recuperar y compartir, a nombre propio, un hilo de lo acontecido.

Algunas consideraciones estaban precisadas en la invitación: 

  • que fuera breve, apelando al esfuerzo de reducción de trasmitir el hueso del asunto cada vez; 
  • que no-todo sería dicho ni escrito. Que cada uno hiciera con ello de la buena manera; 
  • que no sería una reseña: se trató de recuperar aquello que nos ha tocado a nombre propio, desde la sede NEL-Ciudad de México.

Podrán disfrutar del resultado de esta invitación en éste, nuestro último boletín LaLeo.

Con este cierre, agradecemos una vez más a todos los que han colaborado activamente desde su lanzamiento y hasta hoy, con sus invaluables aportes. Vaya mi agradecimiento especial a María Victoria Clavijo y Gladys Martínez, que me acompañaron orientadas y entusiastas en cada edición. 

Como es nuestro cierre y seguimos contentos por lo acontecido en nuestras Jornadas, el acompañamiento musical de hoy, sugerencia de Edgar Vázquez, es simplemente festivo. Lo reconocerán, lo bailarán con sus pies sino de cuerpo entero, y nos dejará el ritmo para relanzarnos al trabajo en cada una de nuestras ciudades esperando el reencuentro en el próximo ENAPOL en São Paulo.

Pero como nos gustó mucho hacer lo que hicimos aquí y Gladys Martínez puso manos a la obra a la idea, tenemos un regalo adicional: el playlist ¡Qué madres! Encontrarán allí el compilado de todos los acompañamientos musicales de LaLeo, que se ha nutrido también en esta sección de las contribuciones de muchos colegas. Un joyita en el estribo antes de partir... para seguir.

 

¡Nos encontramos pronto en las vueltas de la Escuela!

 

Comisión editorial LaLeo

Ana Viganó (responsable)

María Victoria Clavijo

Gladys Martínez

 

 


 

Ecos: Una Jornada de Escuela


Simulación de la colisión de dos agujeros negros en el espacio. / LIGO



Marcela Almanza

Las recientes Jornadas de la NEL tuvieron, de principio a fin, un sello muy especial en tanto se pudo escuchar lo vivo de una Escuela en movimiento, allí donde todos los que hacen parte de la misma pudieron dar cuenta del modo en que se encuentran concernidos por la causa analítica.

¿Qué madres hoy?, el tema que nos convocó este año puso en perspectiva un anudamiento muy interesante entre intensión y extensión, convocando a un trabajo previo que sin duda encontró su justo lugar en la enunciación de cada una de las voces que animaron nuestras Jornadas. Las múltiples resonancias de esta convocatoria tan especial, una convocatoria de Escuela, ponen de manifiesto el deseo de quienes la habitan e indudablemente este nuevo encuentro dejará marcas en nuestra formación en términos clínicos, epistémicos y políticos.

 


 

Ecos de las Mesas Plenarias

 

Alexandro Simancas 

Vaciar la madre (la-mar, la madre) ¡un imposible! Y sin embargo, concebida como un lugar, es posible estar advertido de su deseo, de su goce, del para qué de su nominación dirigida al hijo. 

Carolina Puchet

"Me gustó lo que presentaste, se escuchaba lo vivo de tú experiencia", se acercaron a decirme dos colegas de distintas sedes después de la mesa plenaria sobre el Cartel en la Escuela hoy. Dentro del secretariado de carteles saliente nunca nos pensamos como un cartel, pero lo que allí sucedió nos enseñó, que a pesar de nosotros, así fue. Vivimos la experiencia de cartel sin proponérnoslo y pudimos dar cuenta de eso en los productos que presentamos.

Alexandro Simancas

El cartel: epistémico, clínico, del pase; de un año, express, o preparatorio para las jornadas, es un dispositivo que refleja a nivel micro la estructura de una escuela, pues interroga la cuestión de lo que es un psicoanalista, su quehacer, su función, su ética, y hoy más importante que nunca: su lugar en la sociedades postcapitalistas en la "civilización" actual. 

Aliana Santana

Una Escuela, entre otras cosas, es un instrumento, un medio,  para el psicoanálisis. La NEL en sus X Jornadas lo demostró en acto. 

En su primer día ofreció intensión, extensión, lo puro, lo aplicado, lo Uno, el lazo con el Otro, lo íntimo, lo éxtimo.  Cada seminario, cada trabajo, dejaba a la vista algo que no se ve, eso que lo sostiene: el deseo... y no cualquiera, un deseo de Escuela, un deseo de formación, un deseo de saber, un deseo inagotable, un deseo propio de la ética del psicoanálisis. 

Carmen García Rivera

Llamado y causación. Una Experiencia de Escuela

Estremecer el cuerpo solo con palabras, conmover con su presencia, con sus silencios y mirada, ello hace a un analista. Transmisiones sutiles que se deslizaron por lo vivificante de las plenarias y conferencias, surco del bien decir y del saber hacer. Y esa perla de mar, única e irrepetible, la conferencia de Marie-Hélène Brousse, que dejo con su brillo terreno fecundo al uno por uno de la causa analítica.

Silvana Di Rienzo

Las mesas plenarias dejaron resonando una orientación precisa y articulada, que podría resumir en "formación & extensión". Se habló de formación, de la Escuela, del cartel, pero también se hizo presente el testimonio del trabajo de los analistas de orientación lacaniana en diversas instituciones, en las ciudades, en diálogo con otros discursos, dando cuenta de un psicoanálisis vivo y a la altura de los tiempos que corren, desde la ética y la política propia del discurso analítico.

 


 

Ecos de la Jornada Clínica

 

Vianney Cisneros

Si las paredes hablarán las del Gran Salón harían eco de las Mesas Simultáneas de las Jornadas Clínicas abordando la locura materna, las urgencias subjetivas y la adopción de todo hijo, bajo el hilo conductor del quehacer del analista,  quien sostiene con su acto un sí para el deseo; las paredes no hablan, pero en transferencia de trabajo con la Escuela la voz de los presentes hicieron de éste un privilegiado espacio de formación. 
 

Gabriel Roel
Ecos de contingencia

"quien lo probó lo sabe"                                                                                                                                                   Lope de Vega

El acaso de los encuentros no es ilusorio sino real (J-A Miller). Eso ineliminable interroga lo singular de aquello analítico cuya aptitud, jamás dada, adviene. Más allá del semblante y del objeto, nunca sin ellos, un fragmento clínico donde inconsciente real una imagen reina estragos de goce. A la vez significante amo y nombre del padre. Y el oro decidido, contramaestre, del deseo de un analísta. 


Diana Montes Caballero

La clínica no es sin los otros, y es en el saber servirse del Nombre-del-Padre que también se hace Escuela. Diferenciar la folie à deux del estrago materno, reconocer las (im)posibilidades de vaciar a la Madre y el dar cuenta del desvelamiento y acompañamiento de suplencias y paradójicos arreglos, demostraron que a la pregunta ¿qué Madre s(h)oy? los analistas y practicantes de la orientación lacaniana respondemos con el intento de formalización de nuestros impasses y actos. El atravesamiento de los nombres indistintos, ordenando las construcciones y comentarios de los casos con los registros real, simbólico e imaginario, mostró que cuando los retornos son analíticos, lo que cae de Marrana continúa enseñándonos hoy.

 

Jesús Gutiérrez

Un tema de gran resonancia: La maternidad como anudamiento. Dos singulares casos: "un hijo, una modalidad de anudamiento" y "virgen madre". Tres colegas en la mesa, interrogando su práctica, ciñendo algo de un real escurridizo. Más allá de las cuatro de la tarde y un público escuchando atente, con el mismo interés y entusiasmo que al principio. Por lo menos cinco significantes: psicoanálisis, trabajo, escuela, acto, mirada. Algunos atan, otros desatan, pero los cinco, con su matiz evanescente me hacen eco y me regresan a lo un-o. Una jornada cargada de amor de transferencia y de trabajo.

 

José Juan Ruiz Reyes

La mañana del sábado en el Gran Salón II dejó ricos saldos de saber para todos los que acudieron a cada una de sus mesas. Comenzando por el esfuerzo de encontrar aquello de la mujer y de la madre en Leonardo da Vinci, André Gide y la Joven Homosexual, el arte marcó la marcha del día. Los casos presentados dieron cuenta de las marcas de lo materno en la historia y los arreglos que con eso se puede hacer, al tiempo que se pidió a los analistas siempre un esfuerzo más por precisar su acto.

 


 

Ecos de las mesas del pase

 

Viviana Berger 

El domingo de las jornadas vivimos una versión de la Escuela como el lugar público que aloja los restos sintomáticos de los AEs luego de la pérdida de la identificación con los significantes amo de la tragedia, producida en la experiencia privada de sus análisis. ¿Cómo resonaron en mí las exposiciones del desemobrollo del goce que corría metonímicamente en La Negra, La Pepa que se tira a la basura, La bella, inteligente y buena que velaba la necrosis? Inspiraron una formación del inconsciente que, a través de una voz encarnada en la figura de MH Brousse y una imagen onírica recreada a través de una solución sinthomática propia, hizo presente un real conocido aun por formalizar. ¡Enhorabuena!

Irene Sandner Miranda

Fue de mucho aprendizaje escuchar de los múltiples trabajos presentados como de sus discusiones y de las trasmisiones de las AE tan clarificantes y sorprendentes. Transmisiones singulares y portadoras de una voz que apunta a cómo la Escuela trata hoy lo real. En la conversación  Pase y Escuela, hay varios puntos que quisiera rescatar:

  • -El Pase encarna un punto vivo de nuestra comunidad y transmite en acto lo que queremos decir, es un medio para sostener el discurso analítico. Se necesita de una Escuela como el lugar donde se puede transmitir el acto analítico.
  • -El Pase es un acto y como tal produce un cambio en el sujeto. Los síntomas se reducen, se transforman, hay alivio del padecer y el sujeto deja de dar consistencia al Otro.  Pero esto no implica que el encuentro con el Otro no sea posible, al contrario no es un fin solitario. El Pase  no nos deja en la impotencia, abatido o en el sin sentido de la vida.
  • -Aún un análisis llevado a su término, deja una parte de no sabido, "no hay última palabra" queda un resto. 

Puedo entonces concluir que las transmisiones de las AE  me interpelaron en relación a mi análisis y en mi relación con la Escuela y es además una invitación a trabajar nuestro vínculo con la Escuela. 
 

Ana Viganó

El domingo, 3 mujeres dieron cuenta de la transformación de uso de las marcas contingentes que marcaron sus cuerpos y trazaron sus destinos, a restos causales de otro modo posible de hacer lazo con los otros de sus vidas y con la vida misma. 

Y 3 analistas dieron cuenta de su devenir analistas a partir de esas mismas marcas y de un trayecto llevado con sutil pero firme orientación, hasta el final. Dar gracias, resonó al final de uno de los testimonios. Gracias de pie, en un cerrado aplauso, fue la respuesta del auditorio. Gracias a la NEL y a estas X Jornadas por una gran experiencia de Escuela es lo que resuena en mí aún.

Desde el hueso imposible que el pase bordea, algo (nos) pasó.


 

Ecos de librería

 

Edna Gómez

Lo que se lee

Cuantas letras vibrantes llegaron de tantos lugares para ser inscritas en la Librería de las X Jornadas de la NEL, que puestas sobre las mesas recorridas una y otra vez por los inspirados lectores, obligaban a ser tomadas y revisadas y pagadas por el que quiere al psicoanálisis. Fue generosa la oferta y fueron generosos consigo mismos los colegas de todas las sedes y los asistentes de nuestra ciudad, que inundaron la Librería hasta vaciarla… qué peculiar, lo mejor para esta Librería fue ser vaciada de sus contenidos que ahora circulan por el país del psicoanálisis.

 

Eréndira Molina Espinosa

Dos años tirada la invitación de lo que en nuestro país y sede se desarrollaría, dos años en los cuales el recorrido marcaba topes y nuevas rutas a tomar junto con otros. Once de la noche del jueves 18 de octubre con lo enigmático del centro de la CDMX y las sombras que el espacio asignado  del Gran Hotel nos brindaba inicia la acústica de la librería, colores, títulos, autores, energía que solo brinda lo que nos apasiona, lo que nos convoca al trabajo y una causa la de tener Una Escuela. 

 


 

Ecos de los acompañamientos musicales - Boletín LaLeo

 

Edgar Vázquez

"When I got the music / I got a place to go", era el estribillo de una canción de aquel punk californiano con el que transité buena parte de la adolescencia. De un destino fallido (no tanto) a la elección de una práctica que también se soporta de una escucha, de una lectura y una escritura, permanece la música, su compañía, como agente inspirador, provocador, evocador. ¿No es sorprendente que en número tan limitado de combinaciones de melodía, armonía y ritmo, quepa tanto? 

 


Ecos del altar de muertos

 

Xóchitl Enríquez

En esta X Jornada tuvimos un sencillo altar de muertos en memoria Freud y Lacan. A golpe de vista, la ofrenda es difícil de comprender, su propósito no es claro para el que está fuera del contexto. El visitante local se entusiasmó con la catrina en el diván, pero en el foráneo la reacción fue diversa: Se suscitaron preguntas y fotografías, reacciones antagónicas. El singular manejo mexicano de la muerte es un rasgo local, muerte incorporada. Pasa la festividad y como dice el dicho "El muerto al pozo y el vivo al gozo"


 

Ecos de la bienvenida turística a invitadas y colegas

 

Areli Leeworio

Recorrimos sitios históricos que reflejan la riqueza cultural del país. Entre símbolos, murales, mitos y leyendas, los equívocos de las lenguas, olores, sabores de los mercados típicos y restaurantes llenos de historia. De Coatlicue a Tonantzin, de los cielos al inframundo, del Templo Mayor a Teotihuacan, de Coyoacán a Chapultepec, de la muerte a la vida, haciendo hablar a los museos. El Museo Nacional de Antropología fue testigo mudo de la despedida muy emotiva.

Spencer A. Ramírez López

La Cultura une Culturas

Las innumerables representaciones culturales como el arte, la literatura, los sitios prehispánicos y la religión, junto con su gastronomía, los valores, creencias y amabilidad de su gente, forman la esencia de México y de los mexicanos. El reto, para los anfitriones, fue hacer lazo y poder transmitir, en pequeñas dosis, una muestra que representara esta hermosa cultura; es así que los lazos de amistad que se formaron y las palabras de agradecimiento, como estas, dan cuenta de algo logrado… "Rico encontrar amigos con los que se conversa como si uno se conociera desde hace rato".


 

Ecos de la fiesta

 

Lizbeth Ponce

Una buena fiesta  y encontrarse vivifica. 

Una buena fiesta toma en cuenta a sus invitados  y también a sus anfitriones. 

Encontrarse con afectos y con lo que nos une.

Creo que fue una buena fiesta.

 

 


 

Ecos del convivio en el cóctel

 

Claudia Casali

Dejando en pausa los apuntes y brindando con copas de vivos colores, se dio la bienvenida, el feliz recibimiento a los asistentes a este encuentro inédito que fueron las X Jornadas de la NEL en México. La entrada de los mariachis anuncia que hay una gran celebración. En tierras mexicanas, lo vivo se festeja también así, con sabor a maíz y son ranchero. Abrazos, risas, charlas y las fotos del recuerdo, se mezclaron vivamente entre acentos y latitudes diversas, para encontrarnos, una vez más, en el país del psicoanálisis.

 


Ecos de bienvenida y despedidas


Beatriz Gastélum

Es importante resaltar y agradecer a todos los asistentes que hicieron posible que, formalidades y procedimientos tales como la acreditación para obtener el material y el distintivo que asegurara su derecho a entrar al evento, sucediera de una manera dinámica, fluida y por momentos divertida. Es imposible no pensar en el affectio societatis y la condición bajo la cual habitamos la Escuela. La geografía, distancia, los tiempos, la logística etc. no impidieron que el efecto de afecto se hiciera presente desde la llegada al bello recinto. Así también los reencuentros, abrazos y algarabía de llegada hicieron que un procedimiento que había que cumplir se convirtiera en "algo más".  

Nos entendemos incluso sin conocernos; nos apegamos a estatutos y reglamentos, no sin causa. Al final aun cuando habían transcurrido días intensos de trabajo, se observaron algunas lágrimas en unos cuantos que tenían que partir. La Escuela se edifica solos-y-juntos, en acto; la institución toma cuerpo y voz.



¡Que madres! Playlist 


https://www.youtube.com/playlist?list=PLgu-rGNkLJC-RatE57CvO5bzXlyccPUcW




Acompañamiento musical

La Bamba


https://www.youtube.com/watch?v=EwYeQ_9_nxE

Nueva Escuela Lacaniana del Campo Freudiano
www.nel-amp.org | comunicados@nel-amp.org