19 AL 21 DE OCTUBRE DE 2018

GRAN HOTEL CIUDAD DE MÉXICO | CDMX, MÉXICO

Jornadas NEL

Jornadas NEL

 

LaLeo # 24

Editorial

Ma. Victoria Clavijo

En esta ocasión LaLeo #24 está constituido en una gran parte por aportes que nutren el EJE 4: La ciencia, lo jurídico: los cuerpos de la maternidad. Como primera medida en la sección Recorridos, José Juan Ruiz Reyes reseña una importante actividad que se llevó a cabo en NEL-Ciudad de México con Gabriela Medin de la ELP, quien dictó la conferencia titulada "Madres,  ¿gracias a la ciencia? Podrán hacerse una idea de la conferencia gracias a esta completa reseña que referencia autores interesantes como Ansermet, y Paul Virilio y algunas puntadas de lo que fue la rica exposición clínica de Gabriela Medín, rescatando la ética del psicoanálisis, a saber, ir más allá del prejuicio, dejar a un lado la nostalgia por el padre del discurso tradicional, y dejarse atrapar por el real del que la ciencia no puede hacerse cargo para rescatar lo invariable de la estructura en las nuevas conformaciones familiares, el enigma del origen y del deseo. Otro aporte para el EJE es el que nos trae Alexandra Nelson desarrollando una idea central: "La forma en cómo las mujeres subjetivizan la maternidad son tantas como mujeres existen", lo que centra de nuevo el campo que le es más propio al psicoanálisis, dicho en los términos de Alexandra: "lo esencial es la forma en cómo el niño anuda la trilogía fundamental: deseo, amor y goce", provenga él como resultado de una relación sexual de los cuerpos, o de una técnica de reproducción asistida. 

De otro lado, contamos con el rico aporte de Ma. Eugenia Cardona que pone en perspectiva distintos conceptos para aproximarse a la pregunta por la locura materna, a saber, el deseo de la madre, el goce de la madre y el goce femenino. Exhaustivo texto que pone al trabajo preciosas referencias para cernir desde distintos ángulos lo que en psicoanálisis se ha dado en llamar de la locura materna. Arriba Ma. Eugenia a una cita interesantísima de Eric Laurent que de forma novedosa sitúa el problema para el niño frente a la madre:  "En el discurso analítico se trata precisamente no solo los rasgos perversos que hay en la relación hijo-madre- el tormento que es, para una mujer, un niño y que a pesar de siglos de exaltación de la mística materna, de la mística femenina, es muy difícil ser madre, porque es un tormento efectivo-, sino también lo que hay en esto de rasgo de locura… y termina precisando que la relación del niño y de la madre se ubica en la distancia que hay entre el estilo fetichista y la locura: "dos polos del amor con los cuales siempre se encuentra un sujeto cuando niño".   

Finalmente, el Acompañamiento musical titulado "La madre muerta, y no lo sabía" texto que alude al tema de Train, "Drops of Jupiter (Tell me), de mi autoría.

Les deseo una excelente lectura!




Comisión Boletín LaLeo:

Ana Viganó (responsable), Ma. Victoria Clavijo y Gladys Martínez 



En este número:


1.- Reseña de la Conferencia Madres, ¿gracias a la ciencia? de Gabriela Medin,
Por:  José Juan Ruiz Reyes. Asociado NEL-CdMx

2.- EJE 3: ¿Locura materna?
Por:  María Eugenia Cardona. Miembro NEL en Miami

3.- EJE 4: La ciencia, lo jurídico: los cuerpos de la maternidad
"Re-producir o Pro-crear"
Por: Alexandra Nelson. Asociada NEL-Caracas

4.- Acompañamiento musical
Tema musical: Drops of Jupiter (Tell me) Grupo: Train
"La madre muerta, y no lo sabia"
Por: Ma. Victoria Clavijo


 



Recorridos. NEL-Ciudad de México
 



Gabriela Medín
Miembro de la ELP


Reseña de la conferencia "Madres ¿gracias a la ciencia?" de Gabriela Medín 

Por José Juan Ruiz Reyes. Asociado NEL-Ciudad de México

El lunes 20 de agosto recibimos la visita de Gabriela Medín — miembro de la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis y de Asociación Mundial de Psicoanálisis — quien nos presentó de camino a las próximas Jornadas X de la NEL "¿Qué madres hoy?", la conferencia titulada "Madres, ¿gracias a la ciencia?", en la que a partir de un importante recorrido teórico y clínico, puso al trabajo algunos interrogantes del cuarto eje de trabajo: La ciencia, lo jurídico, los cuerpos de la maternidad. Gabriela nos introdujo al tema a partir de un hito histórico, el caso conocido como Baby M., uno de los primeros casos conocidos de maternidad subrogada en el que el estatuto legal de la madre tuvo que ser resuelto en una corte. Este caso conmocionó a la opinión pública al poner en entredicho que Mater semper certa est, expresión proveniente del derecho romano que indicaba que siempre podía saberse quién era la madre, no así con el padre, noción que el discurso científico ha hecho estallar. 

A pesar de los semblantes que la tradición y el derecho buscaron resguardar durante mucho tiempo, Gabriela Medín nos recordó que para el psicoanálisis la maternidad no es un hecho que tiene que ver con la naturaleza, sino con el deseo. Los cambios introducidos por el discurso capitalista y por la técnica han hecho posible que distintas mujeres puedan acceder a la maternidad sin tener que pasar por la sexualidad, convirtiendo también al niño en un objeto del mercado y presentado en ocasiones con la lógica de los gadgets. Esto a su vez ha hecho que algunas mujeres vean a la maternidad como una obligación superyoica, un "empuje a la maternidad" que las lleva a buscar ser madres a cualquier precio, reivindicando un "derecho a la maternidad" que viene a negar la castración, dejando de lado las vicisitudes del deseo.

Estos cambios posibilitados por la ciencia y enmarcados en la época del desfallecimiento de la figura paterna, han generado importantes cambios en la estructura familiar que se organiza a partir de la presencia de uno o más hijos, alrededor de los cuales se ordenan las funciones materna y paterna, ya se trate de familias tradicionales, monoparentales, reconstruidas, de padres del mismo sexo, etc. Gabriela Medín lee estos cambios que la subjetividad de la época trae aparejados fuera de toda nostalgia, orientándose por lo real que no varía en la estructura, como la pregunta imposible por el origen — cuestión ampliamente trabajada por François Ansermet —, modo de nombrar la imposibilidad de lo simbólico de cubrir todo lo real. Así mismo, retomó al filósofo Paul Virilio para hablarnos de las imposibilidades de la ciencia a partir del trabajo que Virilio realiza con el accidente como consecuencia natural de cada avance tecnológico. Por ejemplo: inventar el tren trajo consigo el descarrilamiento, el barco al naufragio… y las técnicas de natalidad tampoco están libres de esto. De lo que también da cuenta el trabajo clínico de Gabriela Medín, pues  acompañó la última parte de su exposición con viñetas que recorta de su experiencia hospitalaria con niños afectados por enfermedades genéticas, dispositivo que le ha permitido interactuar también con las madres de estos niños. "Tener un hijo a edad avanzada, tener un hijo sano evitando pasar una enfermedad genética crónica a la descendencia, tener un hijo sano y compatible que salve a un hermano enfermo", etc., fueron algunas de las situaciones de las que extrajo preciosas enseñanzas. 

Sumado al preciso recorrido de su conferencia, la generosidad de Gabriela Medín para interactuar con el público que acudió,  sin duda dejó una marca de enseñanza para todos los presentes. Fue así como pudo desmontar el efecto de "impacto" de los casos recordándonos las coordenadas de estructura de los mismos y advirtiéndonos contra los prejuicios propios, que el analista debe desmontar en su recorrido por el diván. También nos enseñó cómo un analista posicionado de la buena manera, puede influir en un servicio hospitalario para rescatar la singularidad propia de cada de caso, contagiando este interés al resto del equipo, lo que sin duda surte importantes efectos en cada tratamiento. 

No queda sino agradecer a Gabriela Medín a nombre de la sede Ciudad de México y de la NEL en su conjunto, su brillante y generosa aportación para seguir profundizando en las relaciones entre la ciencia, lo jurídico y la maternidad.

 


Eje 3: ¿Locura materna?
 


Fotograma de la película 
"Tully"


Por: Maria Eugenia Cardona. Miembro NEL en Miami

Las X Jornadas de la Nel nos plantea como línea de investigación, y en forma de pregunta en uno de sus ejes, qué es aquello a lo que hacemos referencia cuando decimos: ¿Locura Materna? ¿Por qué ahí donde la ideología promueve el "amor maternal" como única respuesta ante el nacimiento de un niño, éste lejos de apaciguar y colmar, produce desencadenamientos, angustia y depresión? Es como si el parto y nacimiento de un niño enfrentara a una mujer a un vacío estructural que no puede bordear ni dialectizar. ¿Qué pasa con su estatuto de Madre? Esta pregunta interroga y vincula lo materno a la locura. 

Lo anterior, me lleva a precisar la particularidad de aquella mujer que se convierte en madre, en la que se opera, en el mejor de los casos, una división entre la mujer y la madre donde es necesario diferenciar entre el deseo de la madre, goce de la madre y el goce femenino. Lo primero a pensar es que el deseo está articulado a la falta y el goce femenino no. En otras palabras, el deseo de la madre es un deseo de hijo mientras que el goce femenino no tiene objeto; no se superponen, ni la respuesta del uno sería la solución del otro. 

Las diferentes respuestas que el niño puede dar ante la "x" (incógnita) del deseo materno son: como síntoma, como falo de la Madre y como objeto del fantasma de la madre.(1) Estas diferentes identificaciones no son sin consecuencias respecto a la elección de la estructura. La trama del deseo materno y la intervención del Nombre del Padre incluye la castración que a su vez es efecto del lenguaje e implica un tratamiento del goce. Como resultado el viviente surge como sujeto del inconsciente, en otras palabras, como sujeto de deseo.

Ahora bien, para pensar la Locura Materna mis primeras referencias me llevan a precisar que va más allá del sentido, de la representación y de la metáfora, es decir, al Goce Femenino más allá del falo, a aquello que del Goce Femenino no entra en la significación. En otras palabras, en lo que de la madre como mujer no es tramitado por el fantasma. Aquel Goce Femenino que por lo tanto no pasa por lo enigmático y no tiene respuesta, es algo en el orden del desborde. Como lo dice Miquel Bassols (2) ante la frase de una mujer que va por primera vez a análisis "me siento desbordada – me sobrepaso a mí misma"; su frase no se refiere al otro como quien la desborda, sino a algo de ella misma que la sobrepasa y desdibuja el adentro y el afuera. "Desbordarse a sí misma es una forma de captarse como atravesada por una alteridad que se envuelve a sí misma, excediéndose más allá de los limites."(3) Para lo femenino, si hay bordes estos son bordes sin- fronteras, se trataría más bien de un "empuje a lo infinito", puesto que lo esencial estaría fuera de sí. 

Lo femenino no responde a la lógica del conjunto definido a partir de una excepción. Lo que llevará a Lacan a considerar la sexualidad femenina, o lo femenino en la sexualidad, como totalmente asimétrico de lo masculino. Lógica del «no-todo», que él nombrará lógica de lo femenino, en la que se ubica un corte entre la mujer y la madre.

La madre funciona del lado masculino en el sistema simbólico y responde al funcionamiento fálico y como lo dice Lacan en el Seminario 20 Aun:(4) «Para el inconsciente, la mujer no entra en juego sino quo ad matrem» Es decir, el inconsciente sólo conoce la madre y no lo femenino. Lo femenino es distinto al género femenino y como lo dice Bassols, es "neutro", va más allá del género y escapa a la lógica significante que nombra masculino y femenino. La verdadera diferencia no está en el orden significante sino entre el sexo y el goce como Otro, alteridad absoluta para cada sujeto. 

Lacan en los Escritos, en su texto: "Ideas directivas para un congreso de Sexualidad Femenina" plantea que "la sexualidad femenina aparece como el esfuerzo de un goce envuelto en su propia contigüidad". (5) Al respecto dice E. Laurent:(6) los términos "envuelto", "esfuerzo", "contigüidad", son la manera como Lacan ubica el más allá de la relación de la mujer con el falo.  Por otra parte, Miller (7) precisa cómo Lacan ubica el deseo materno en el estadio del espejo como un estado de orden psicótico y le da el lugar a la relación dual entre la madre y el niño(a).  "En el primer seminario de Lacan, esa es la forma en que describe el mundo primario o, más bien, la manera en que se construye. Digo "construye" porque hay que comenzar por hacer abstracción del lenguaje que está presente desde el inicio. Es a partir de ahí que se estructura la psicosis. Es también para él el mundo de la madre. Es supuestamente un mundo cuya fuerza pulsional es la del Deseo de la Madre, el deseo desordenado de la madre con respecto al niño–sujeto. De una cierta manera, esto equivale a decir que la locura es el mundo primario. Es un mundo de locura." 

En "Dos notas sobre el niño" Lacan precisa que cuando la distancia entre la Identificación y el Ideal del yo y aquello tomado del deseo de la madre no tiene mediación por la función paterna, el niño queda expuesto a todas las capturas fantasmáticas. Leda Guimarães, en su texto "Goces de la mujer" (8) comenta un artículo de Miller, "El niño entre la madre y la mujer", en el que dice: "…la madre angustiada es aquella que no desea, o desea poco, o mal, en cuanto mujer." ¿Qué significa eso?  Que la angustia materna es el propio testimonio de la presencia de ese objeto casi al desnudo de la subjetividad de la madre. Es decir, que el niño situado como objeto 'a' en el fantasma de la madre, angustia y enloquece porque se confronta con ese "goce femenino no-limitado", goce silencioso asociado al niño como objeto 'a'. Al respecto dice Eric Laurent: En el discurso analítico se trata precisamente no solo los rasgos perversos que hay en la relación hijo-madre- el tormento que es, para una mujer, un niño y que a pesar de siglos de exaltación de la mística materna, de la mística femenina, es muy difícil ser madre, porque es un tormento efectivo-, sino también lo que hay en esto de rasgo de locura… y termina precisando que la relación del niño y de la madre se ubica en la distancia que hay entre el estilo fetichista y la locura: "dos polos del amor con los cuales siempre se encuentra un sujeto cuando niño". (9)  

Desde el estilo fetichista el hijo quedaría ubicado como tapón de la falta, donde lo real ubicado en el niño será revestido por diferentes semblantes engañosos: "débil, dependiente, problemático, desprotegido" etc.; acorde con la singularidad de cada caso y que nos lleva a pensar en la "locura en el tener". Lacan lo precisa al referirse en el Seminario 20 a la sexualidad femenina: Existe el riesgo para la mujer -que es no toda en el goce fálico-de encontrar la respuesta a su falta en el hijo, que la completaría.

Ahora bien, desde el estilo de locura – como lo plantea Laurent- el hijo quedaría ubicado en las coordenadas del sin-límite del goce femenino, goce suplementario que no está articulado al fantasma y sobre el que ha caído el peso superyoico, que, como lo dice Isabel Duran, (10) es la máscara del Goce femenino. Desde esta perspectiva, estaríamos hablando de la locura del ser, en la que el hijo(a) quedará preso de eso ilimitado materno que puede llegar a destruirlo.

Al respecto dice E. Laurent (11) (…) "por supuesto, hay un funcionamiento del superyó en las mujeres. Lacan lo justifica, precisamente, con la manera en que hace aparecer el carácter de empuje del superyó. Diría, de manera elíptica, que el superyó en la mujer es el empuje-a-La-mujer.

Nuestras Jornadas serán un espacio privilegiado para discutir y elucidar todos los interrogantes que suscita para nosotros la pregunta por la ¿Locura Materna? donde el psicoanálisis, allí donde lo femenino no cesa de no escribirse, posibilita desplegar una invención singular y única para cada una.




Notas

(1) Laurent, Eric "Hay un fin de análisis para los niños." pág... 14.  

(2) Bassols, M. "Lo femenino entre centro y ausencia "Editorial Grama pág. 18

(3) Bassols, M. "Lo femenino entre centro y ausencia "Editorial Grama pág. 19

 (4) Lacan, J., El Seminario, Libro XX, Aun, Buenos Aires, Paidós, 1991, p.47

(5) J. Lacan, "Ideas directivas para un congreso de Sexualidad Femenina"

(6)  Laurent, Eric "Hay un fin de análisis para los niños." pág., 1-15

 (7) Miller, J.A. "Efecto Retorno sobre la psicosis ordinaria" El Caldero de la Escuela, EOL, Buenos Aires, Grama ediciones, no 14, 2010, p.17

(8) Guimarães Leda, "Goces de la Mujer" (spanish Edición) (Kindle locations 272-273)

(9)  Laurent, Eric "Hay un fin de análisis para los niños." pág..178

 (10) Duran Isabel "El superyó, Femenino" pag,69

(11) Laurent, Eric "Hay un fin de análisis para los niños." p.181


 


Eje 4:La ciencia, lo jurídico: los cuerpos de la maternidad  
 



La Esfinge
Salvador Dali



"Re-Producir o pro-Crear?
Por: Alexandra Nelson. Asociada NEL-Caracas


 

Los avances. La tecnología. La ciencia. El Capitalismo. Todo es posible, no tiene que faltar nada… o, al menos, esa es la máscara con la cual todo se reviste, la cual impregna la subjetividad contemporánea. ¡Goza! Este es el imperativo del Superyó [1], imperativo de la época [2].

Es evidente que las familias se están redefiniendo como institución social, en su dinámica, en su conformación. La ciencia y el discurso capitalista han dado paso a nuevas formas de crear y concebir la familia; han introducido la reproducción asistida. 

Desde hace 40 años, la ciencia ha posibilitado la reproducción fuera del coito, incluso no es necesario el vientre de la madre biológica, ni el espermatozoide del padre, ni se necesita pareja masculina. Solano expresa: "La ciencia produce niños fuera del coito, poniendo así el no rapportentre deseo sexual y deseo de niño; goce sexual y procreación. Al igual que entre parentalidad y sexuación." [3] 

Sin embargo, pareciera que la reproducción asistida tiene dos posibles soluciones: la de hacer viable la maternidad, llevando a la mujer que desea ser madre a la realización de su Deseo de la Madre, y, la de transar la maternidad como un negocio. 

El discurso de la ciencia y el discurso capitalista han posibilitado tornar a los niños en un negocio, como dice Solano: en un objeto del mercado donde las leyes naturales son usurpadas por las leyes de la oferta-demanda; retando los límites, llevando a un más allá de los límites [4]. 

Si bien un hijo se ha percibido en la cultura como objeto de Deseo de la Madre, como un resto de los padres, hoy en día, se pudiese hablar también de un hijo fuera de la dimensión del deseo, forcluido del deseo. Los hijos no son siempre concebidos desde el deseo de los padres; a veces son buscados o son producto de un encuentro sexual deseado, y a veces no; los precedentes pueden ser muchos. Cada quien tiene que confrontar la dimensión del deseo bajo el cual fue creado, el lugar que ocupó como objeto causa de deseo del deseo del Otro desde el momento de la concepción, al igual, que cada mujer tiene que analizar su posición ante la maternidad. De esta forma, cada una podrá asumir la maternidad, si ese fuera su deseo, -sea necesaria la asistencia de la ciencia, o no- de la mejor manera posible [5]. 

La forma en cómo las mujeres subjetivizan la maternidad son tantas como mujeres existen. En ocasiones, tener que acudir a la reproducción asistida puede agudizar el DM o frustrarlo; también puede neutralizarlo o erradicarlo. Lo cierto es que algo de la madre siempre estará presente en la subjetividad del niño, haya sido concebido en un encuentro sexual o a través de algún método de la reproducción asistida. El DM y la Metáfora Paterna son lo que determinará la estructura del niño, independientemente de cómo se logró la creación del mismo; lo esencial es la forma en cómo el niño anuda la trilogía fundamental: deseo, amor y goce [6]. Cada sujeto, desde su singularidad, hará su propia invención. Los esencial para los padres no está sujeto a un rol establecido socialmente ni a un aprendizaje particular, si no a la función de la transmisión del deseo.

Entonces, la reproducción asistida puede ser una transacción económica, como para otros puede ser una salida… se puede re-producir, o, se puede pro-crear. 

¿Qué consecuencias tendrán estas nuevas formas de crear vida sobre los niños producto(s) de la ciencia? Sólo los síntomas nos revelarán las nuevas formas de malestar en nuestra cultura. 

 

 


Bibliografía 

  1. Lacan, J. (1981). El Seminario, Libro 20: Aun (p.90). España: Paidós.
  2. Miller, J.A., y, Laurent, E. (Colab). (2005). "El Otro que no existe y sus comités de ética. Buenos Aires: Paidós.
  3. Solano, E. (2016). "Bricolajes: los niños producto de la ciencia". Conferencia.  https://www.youtube.com/watch?v=0t6mB6Z0b2k
  4. Ibid.
  5. Ibid.
  6. Ibid.

 



Acompañamiento musical
 



 

Train- "Drops of Jupiter (Tell me)"
"La madre muerta, y no lo sabía"

Por: Ma. Victoria Clavijo. NEL-Guayaquil

La canción escrita por Pat Monaha, vocalista del grupo de rock alternativo Train, titulada "Drops of Jupiter (Tell me) ", no es el único ejemplo en la música que muestra que la muerte de un ser querido, sólo puede ser anoticiada  como  experiencia del inconsciente. Mientras se hallaba de gira por los Estados Unidos promoviendo su primer álbum, su madre se encontraba enferma de cáncer, y al término de ésta, ella muere. Pocas semanas después,  Monaha sueña que su madre "vuelve". Una producción significante hace su entrada e itera, pues la misma frase es pronunciada en su mente una y otra vez: "back here in the atmosphere"   (de vuelta  en la atmósfera). Es a partir de este trozo que escribe la canción completa que da título a su segundo álbum, haciéndose acreedora al Grammy como  mejor canción de rock  en 2001. 

El sueño del padre muerto incluido por Freud en la Interpretación de los sueños, en el apartado G del capítulo 6, es un sueño trabajado profundamente por Lacan en varias oportunidades.  En El Seminario 6, El deseo y su interpretación, exalta el lugar y articulación del deseo,  para demostrar que el sueño es el fantasma del sujeto. La clase versa sobre la interpretación del sueño como deseo de castración del padre,   sin embargo, unos pocos párrafos más adelante Lacan extiende la interpretación del sueño hacia ese territorio a partir del cual, el deseo teje sus trampas imaginarias. Se trata de la confrontación del sujeto con la muerte. 

En el caso del escueto anuncio onírico de nuestro soñante: "ella vuelve en la atmósfera",  es la  canción misma el desarrollo de la frase y lo que constituye su propia interpretación, es decir, su propio fantasma, al punto de confundirse la referencia con la de un partenaire amoroso. El autor dejó en suspenso por largo tiempo la proveniencia de la letra para  que cada oyente la interpretara y no fue infrecuente que se adujera  la historia de la canción a un viejo amor por una mujer que se ha marchado a la ciudad luz y vuelve...

Pero, desde la confesión que hiciera el propio Monaha sobre el duelo por el que atravesaba en ese momento por la muerte de su madre, la canción adquiere otro sentido. Ella recorre en cada verso las marcas de amor recibidas en la infancia, los monumentos erigidos como identificaciones logradas por cada uno de los buenos encuentros. Pero también, e intercalando estrofas, aparece la sombra de ese agujero que presentifica la muerte de la madre que es la del silencio, apareciendo al inicio de no pocas estrofas el riesgo de elisión permanente del sujeto, por experimentar ser sólo un significante. Es por eso, que desde el psicoanálisis destacaríamos más esa demanda, la del sujeto que es la forma imperativa que toma el fantasma para no quedar absorbido por el agujero: Tell me!   

En el sueño del padre muerto, Lacan interpreta el deseo de castración del padre  "mi padre estaba muerto, pero él no lo sabia", y dice Lacan, que es el sujeto el que no sabía de su deseo, y que el enunciado "él estaba muerto" , cito: "supone que el sujeto ha ingresado en el orden de la existencia. Aquí la existencia es que el sujeto a partir del momento que se plantea en la existencia, ya no puede destruirse, y entra (...)en lo imaginario que hace que ya no pueda concebirse mas que como algo que resurge siempre en la existencia (...) el sueño toca algo que no era más que una suerte de sentimiento puro de existencia. Era el sentimiento de existir, de una manera indefinida.(1)

Mohana en la última estrofa dice: "And did you miss me, while you were looking for yourself?" y más adelante: "And are you lonely looking for yourself out there?" La impronunciable de la muerte es aquí evocada por esta suerte de no saber que estaba muerta, la madre. Es la castración de la madre la que presentifica la castración del propio sujeto: "puedes no tenerme?"


Notas

(1) Lacan, Jacques. El seminario. Libro VI. 2014 Ed. Paidós. Pág. 105



https://www.youtube.com/watch?v=7Xf-Lesrkuc&start_radio=1&list=RD7Xf-Lesrkuc
 

Drops of Jupiter
 

"And did you miss me

Now that she's back in the atmosphere

With drops of Jupiter in her hair

She acts like summer and walks like rain

Reminds me that there's a time to change

Since the return of her stay on the moon

She listens like spring and she talks like June

 

But tell me, did you sail across the sun?

Did you make it to the Milky Way

To see the lights all faded

And that heaven is overrated?

Tell me, did you fall for a shooting star?

One without a permanent scar?

And did you miss me

While you were looking for yourself out there?

 

Now that she's back from that soul vacation

Tracing her way through the constellation

She checks out Mozart while she does Tae-Bo

Reminds me that there's room to grow

Now that she's back in the atmosphere

I'm afraid that she might think of me as

Plain old Jane told a story about a man

Who was too afraid to fly so he never did land

 

But tell me, did the wind sweep you off your feet?

Did you finally get the chance to dance along the light of day

And head back to the Milky Way?

And tell me, did Venus blow your mind?

Was it everything you wanted to find?

And did you miss me

While you were looking for yourself out there?

 

Can you imagine, no love, pride, deep fried chicken

Your best friend always stickin' up for you

(Even when I know you're wrong)?

Can you imagine no first dance

Freeze dried romance

5 hour phone conversation

The best soy latte that you ever had and... me?

 

But tell me, did the wind sweep you off your feet?

Did you finally get the chance to dance along the light of day

And head back toward the Milky Way?

Tell me, did you sail across the sun?

Did you make it to the Milky Way to see the lights all faded

And that heaven is overrated?

Tell me, did you fall for a shooting star?

One without a permanent scar?

And did you miss me while you were looking for yourself?

 

(Na, na, na, na, na, na, na, na, na, na, na, na, na, na)

And did you finally get the chance to dance along the light of day?

(Na, na, na, na, na, na, na, na, na, na, na, na, na, na)

And did you fall for a shooting star?

Fall for a shooting star?

(Na, na, na, na, na, na, na, na, na, na, na, na)

And are you lonely looking for yourself out there?

 

Gotas de Jupiter

 

Ahora que ella está de vuelta en la atmósfera

Con gotas de Júpiter en su cabello

Ella actúa como el verano y camina como la lluvia

Me recuerda que hay un tiempo para cambiar

Desde el retorno de su estadía en la luna

Ella escucha como el verano y habla como junio

 

Pero dime ¿navegaste a través del sol?

¿Lo hiciste por la vía láctea?

Para ver las luces esfumarse

Y que el cielo esta sobre valorado

Dime, ¿caíste de una estrella fugaz?

Una sin una cicatriz permanente

Y ¿me extrañaste?

Mientras estabas buscándote a ti misma allá afuera

 

Ahora que ella esta de regreso de su retiro espiritual

Trazando su camino a través de la constelación

Ella desprotege a mozart mientras hace tae-bo

Recordándome que hay una alcoba para crecer

Ahora que ella está de vuelta en la atmosfera

Estoy asustado de que ella pueda pensar de mi como la

Vieja historia que jane contó sobre un hombre quien

Estaba asustado de volar, así que nunca lo hizo otra tierra

 

Pero dime ¿el viento barrió tus pies? ¿finalmente tuviste la

Oportunidad de bailar a lo largo de la luz del día?

Y regresaste a la vía láctea

Y dime, ¿venus sopló tu mente?

¿Fue todo lo que querías encontrar?

Y¿me extrañaste?

Mientras estabas buscándote a ti misma allá afuera

 

Puedes imaginar, sin amor, orgullo, pollo frito

Tu mejor amiga siempre dando la cara por ti

(Incluso cuando se que estas equivocada)

¿Puedes imaginarte sin tu primer baile

Congelarte con el romance seco

5 Horas de conversación telefónica

¿El mejor latte que has tenido y yo?

 

Pero dime, ¿el viento barrió tus pies?

¿Finalmente tuviste la oportunidad de bailar a lo largo de la luz del día?

Y regresaste hacia la vía láctea

Pero dime ¿navegaste a través del sol?

¿Lo hiciste a través de la vía láctea para ver las luces esfumarse?

¿Y que el cielo esta sobre valorado?

Dime, ¿caíste de una estrella fugaz?

Una sin una cicatriz permanente

Y ¿me extrañaste mientras estabas buscándote a ti misma allá afuera?

Nananananananananananananana

 

¿Y finalmente tuviste la oportunidad de bailar a lo largo de la luz del día?

¿Y caíste de una estrella fugaz?

¿Ciaste de una estrella fugaz?

¿Y estas sola buscándote a ti misma allá afuera?

 

 

 

https://youtu.be/7Xf-Lesrkuc

 

 



 









 

 

 

 

 

 

Nueva Escuela Lacaniana del Campo Freudiano
www.nel-amp.org | comunicados@nel-amp.org