19 AL 21 DE OCTUBRE DE 2018

GRAN HOTEL CIUDAD DE MÉXICO | CDMX, MÉXICO

Jornadas NEL

Jornadas NEL

 

LaLeo # 22

Editorial

Gladys Martínez
 

En este boletín que inicia el mes de agosto encontrarás en primera instancia los nuevos períodos de inscripción para no perderse de este acontecimiento de Escuela que desde ya vibra, como la conmocionada México, con un equívoco fecundo ¿Qué madre(S) Hoy?. El instructivo muestra en 4 pasos rápidos cómo realizar la inscripción desde cualquier lugar. Las maternidades como asunto de todos, resuena con lo femenino como asunto de todos. Muy seguramente la Jornada clínica nos abrirá las posibilidades de verificar cómo se las arreglan los seres hablantes con eso inquietante bajo el sesgo de la locura, del estrago, del enigma. Por ello nos es muy grato dar a conocer una Novedad en la programación de la Jornada clínica de las JornadasSe trata de una franja de mesas simultáneas con nombres muy sugestivos y provocadores, presentados en esta ocasión por Susana Dicker, augurando un trabajo imperdible.

Prueba México, aportada por la Comisión de turismo, nos tienta a explorar una diversa y exótica experiencia gastronómica que se hace imposible de resistir.

Y siguiendo a este aperitivo encontramos el jugoso menú epistémico y clínico que va nutriendo nuestra preparación mientras llega el tiempo del encuentro de los cuerpos.

Angelina Harari, presidenta de la AMP, en Grandma´s today, ubica de manera muy precisa el pasaje de la familia moderna a la familia contemporánea donde se opera una separación de la institución matrimonio y la institución la familia. Esto como marco para señalarnos, en una viñeta clínica, las soluciones singulares de una mujer frente a la devastación materna, cuando hija, y cómo se las arregla luego en nuevas contingencias cuando llega a ser abuela. En la figura de abuela contemporánea ella encontrará una forma de resguardarse de su delirio familiar, apoyada en lo que un psicoanálisis puede ofrecerle: respeto a lo que funciona como defensa para no sucumbir y la posibilidad de una construcción de una familia más allá de cualquier tipo de normativización.

En el eje "El estrago materno" encontramos un aporte de Viviana Verger titulado El sexo débil respecto del estrago, donde, partiendo de lo imposible de la relación madre-hija, cargada de hostilidad y recriminación señalada por Freud, interroga si ese estrago como goce infinito ¿es un destino inexorable para la mujer? A lo cual propone arriesgar como respuesta que eso dependerá del Otro de los partenaires en cuestión.  

Para el eje "La ciencia, lo jurídico: los cuerpos de la maternidad", dos contribuciones. En Hijos de la ciencia, Liliana Bosia recorre la amplia gama de ofertas para devenir padres y madres donde ya no es potestad de la naturaleza la posibilidad de concebir hijos. Y frente a esta posibilidad a la carta amparada en el discurso de la ciencia ¿qué lugar para un deseo que no sea anónimo en la búsqueda pret-a–porter del hijo?

Por otro lado, Jessica Jara en Hijos del asilo: de la naturaleza materna a la comunidad de solteros se interroga por ¿de quién se es hijo? en las coordenadas actuales del imperio de los unos solos donde no se sabe amar.  Esta vivencia del desarraigo en red, es explorada por ella en El paraíso de los solteros de Melville, en Presentación de Sacher-Masoch. Lo frio y lo cruel de Deleuze, en resonancia con el seminario 16 de Lacan.

Para finalizar, un entrañable acompañamiento musical Julia Ocean Child que toca las fibras. Edgar Vásquez en su comentario de Julia de John Lennon extrae dos elementos sincrónicos, mal y remedio: La condición de haber sido tenido por una madre que no lo pudo adoptar en su deseo, y por otro lado, una mujer elegida y amada que deviene madre de los hijos propios. Voz inconfundible que en muchos fragmentos más que cantar se desgarra de a poco contenida por el tañido solo de una guitarra. Intimidad de instantes de ver, de comprender y quizás, de bordear lo indecible e inquietante del goce femenino de una madre, irguiendo la voz.

Les auguramos un buen aperitivo, una buena audición y una fructífera lectura.

Comisión de Boletín LaLeo 

Ana Viganó (responsable) María Victoria Clavijo y Gladys Martínez. 

Con la colaboración de Fernando Eseverri, Rosana Fautsch y Cintyha Estrada Plançon

 

 



 



En este número:

1. Nuevo período de inscripción

2. Novedad en la programación de la Jornada Clínica 
Casos de ayer, ¿madres de siempre?
De Freud a Lacan: madres al diván.

3. Prueba México. Comisión Turismo

4.- Contribución de la Presidenta de la AMP
"Grandma´s Today"
Por: Angelina Harari


5.- EJE 2: El estrago materno 
Por:  Viviana Berger. Miembro NEL-Ciudad de México

6.- EJE 4: La ciencia, lo jurídico: los cuerpos de la maternidad
Por: Liliana Bosia, miembro de la NEL, asociada de APEL Santa Cruz

7.- EJE 4: La ciencia, lo jurídico: los cuerpos de la maternidad
Por: Jessica Jara. Asociada NEL-Guayaquil

8.-  Acompañamiento musical
 "Julia"  de John Lennon
 Por: Edgar Vázquez. Asociado NEL-Ciudad de México



 


Nuevo período de inscripción

 

Del 1 de agosto al 19 de octubre
 

Profesionistas/profesionales:

MX$ 4.400--------------------U$D 220

Estudiantes: (*)

MX$ 3.400--------------------U$D 170

 

Inscripciones Grupales para Estudiantes

4 + 1 = 4 

 

A continuación, los cuatro pasos que debes seguir para realizar y completar, vía electrónica la

inscripción a las X Jornadas de la NEL. Elige tu forma de pago:



http://x.jornadasnel.com/template.php?file=Inscripciones.html


 


 

Novedad en el programa de la Jornada Clínica


 

Casos de ayer, ¿madres de siempre?

De Freud a Lacan: madres en el diván

 

 

    

      




SABADO 20 DE OCTUBRE:

Jornada clínica – Mesas simultáneas 

 

9 a 10:20h

 

 

Enmarcando lo que luego será el trabajo de la Jornada Clínica propiamente dicha- donde miembros y asociados de la NEL presentarán casos que hacen parte de la práctica analítica de cada uno- la Comisión Científica de las Jornadas ha pensado un espacio que es una novedad respecto a las jornadas anteriores. 

Se trata de cuatro mesas simultáneas en las que participarán miembros de la Escuela, invitados en esta ocasión para contribuir con elaboraciones teóricas acerca de las madres y sus referencias en los casos clásicos del psicoanálisis, aquellos que despertaron el interés de Freud y Lacan, y de los que dieron cuenta en sus casuísticas. Algunos surgieron de su propia experiencia y otros le merecieron dicho interés desde la literatura y la tragedia. 

En la experiencia freudiana que Lacan articula a la suya propia, los dichos del analizante bajo transferencia no dejan de regresar, una y otra vez, lo quiera o no, a las primeras experiencias infantiles y sus primeros objetos. Y, entre ellos, la madre se recorta como protagonista, tanto en las quejas como en la añoranza, desde el odio como desde el amor. Ella se inscribe en el corazón mismo de los recuerdos, de las fantasías y de los sueños… y ¿por qué no en los síntomas? Un lugar y una función que afirman su eficacia en las formaciones neuróticas, pero también perversas y psicóticas, en la medida en que están articuladas a la irreductible fórmula freudiana: falo-castración, a sus fallas y también a su fracaso.  

Más o menos presentes en los relatos de Freud y Lacan, pero ineludibles a nivel de los efectos en el inconsciente, nuestros colegas invitados se acercarán a las madres de "la joven homosexual", de André Gide, de Aimée, de la joven que, desde la alucinación, es dicha "marrana"… la madre de Juanito, de Sandy, de Dora y, aún más, de Hamlet, sin olvidar a la propia Medea, en un trabajo que será sin lugar a dudas memorable.

Presentamos a continuación los títulos y temas de las mesas simultáneas:

 

 

Madres inquietantes

Juanito y Sandy

 

Desmentir la castración materna 

La joven homosexual, Gide y Leonardo

 

Delirios maternos

Aimée y "Marrana"

 

Entre la mujer y la madre 

Dora, Hamlet y Medea

 


 


Prueba México
 

Restaurantes en el Centro Histórico de la CDMX



El Centro Histórico de la CDMX tiene una amplia y variada oferta gastronómica. A continuación les damos algunas sugerencias de restaurantes de comida mexicana y comida internacional. 

 

              
 

Consulte toda la lista preparada por la Comisión de Turismo de las Jornadas

http://x.jornadasnel.com/template.php?file=Vive-Mexico/Prueba-Mexico/Restaurantes.html

 





 


Contribución de la Presidenta de la Asociación Mundial de Psicoanálisis


"Grandma´s today"

 

Por: Angelina Harari
Presidenta AMP

 

Haciendo seguimiento a las configuraciones familiares contemporáneas, tenemos que, en la época de la familia nuclear, como grupo solitario de padres e hijos, toda la energía del grupo es consumida en la promoción de los niños, cada una, cada familia en particular y sin ambición colectiva, separada del mundo. (ARIES, (1978) 2015)

La familia moderna se separa del mundo en la medida que los hijos llegan al hogar, hablamos de la llegada al hogar de los hijos, como un gran acontecimiento que dio a la familia su principal característica. Estudios históricos de la evolución de cómo vivían las familias medievales muestran, que el niño conquistó un lugar junto a los padres, en comparación a la época en que era enviado a otros lugares para ser "educado". Correspondiendo así la necesidad de intimidad y de identidad de los miembros de la familia que se unen. (ARIES, (1978) 2015)

¿Cómo pensar la característica actual de la familia, ya no centrada en el modelo de familia nuclear, patriarcal, con padre y madre encarnados en el género?

La identidad de la familia correspondía a una pequeña sociedad compleja y jerarquizada, comandada por el jefe de la familia, hecho que se pierde en el pasaje de la familia moderna a la familia contemporánea, que, a su vez, convierte la función del jefe de familia en una construcción individual, un modelo que cada uno va a inventar. La función de familia no necesariamente centrada en el matrimonio de un hombre y de una mujer, la pareja parental solo deja de ser una familia en germen: "la familia como la institución basada en el matrimonio con la finalidad de criar a los hijos, revela por fin, su carácter de ficción y la separación de dos instituciones, la del matrimonio y la de la familia." (FUENTES, 2017)

Desde el punto de vista del psicoanálisis, se comienza, casi siempre, por analizar la novela familiar, diríamos más exactamente, el delirio familiar. Este no siempre se presenta en forma de recuerdos, en forma de enigmas a ser descifrados. En la viñeta clínica que tomaré se trata de alguien que busca en el análisis la base para escapar de su propia experiencia de devastación de la relación madre/hija, ella como hija única, y que, en la maternidad, encuentra refugio. Viene a certificar que el psicoanálisis respalda su maternidad, porque su posición de hija devastada no es colocada como una cuestión posible de ser analizada, es la madre la que presenta un desequilibrio, es la madre el Otro malo. No hay posibilidad de implicación subjetiva en este punto. No hay ninguna posibilidad de visualizar su lado malo en esta relación. Lo mismo se repite en su posición de abuela, en tanto esto ocurre en circunstancias distintas a la de su modelo familiar, ya sea la de la familia donde se crió, con padre y madre, ya sea el de la familia que crió con su marido, una pareja parental como germen de una familia. 

Había encontrado una solución para la cuestión de la devastación materna, casándose y distanciándose geográficamente de la madre para criar a sus hijas, fuera del radio de influencia maléfica, para las hijas, como para ella misma. La angustia sobreviene cuando, la viudez y el envejecimiento de la madre, no le permite conservar esa solución. El deber de una hija única es estar al lado de la madre, de tener que cuidarla y de sufrir de esa proximidad casi insoportable. 

Llegó su turno de convertirse en abuela, momento en que una de sus hijas decide legalizar su relación de pareja con una compañera, y lo hace con brindis, fiesta y unión de las familias. 

En la figura de abuela contemporánea ella encontrará una forma de resguardarse de su delirio familiar, no sin sufrir, pues su hija da a luz a un par de gemelos, habiendo uno de ellos nacido con una dolencia típica de los niños prematuros. Es como abuela que se desdobla en los primeros meses del nieto, haciendo las veces de madre, pues la hija se dedica al otro bebé que permanece hospitalizado. 

Aquí cabe distinguir lo que funciona para este sujeto de protección, de defensa del delirio familiar, lo que hace de síntoma para ella, de las heridas de la vida, de los malos encuentros. La construcción individual del modelo familiar responde a lo que funciona como defensa, y en este caso, es el saber del psicoanálisis lo que sustenta esa defensa, sin el cual el sujeto no divido, sucumbiría. 

Acoger el mal-estar, colocándose como resistencia al moralismo embutido en una certeza casi indiscutible del Otro malvado, en una experiencia marcada por el fracaso rotundo de perturbar algo del modo de goce presentado en la transferencia, puede, sin embargo, tornarse válido, pues contraría los patrones y sigue los principios del psicoanálisis lacaniano fuera de la norma (hors-norme). Configurando así un respeto a la individualidad. 

Lacan siempre inscribió la posición femenina trascendiendo la posición edípica normatizada por la ley fálica, o sea que se busca en el psicoanálisis un más-allá de cualquier posibilidad de normatización en la construcción de una familia, un más-allá de cualquier cosa que normatice por lo universal, escamoteando el hueco de la ausencia de la proporción entre los sexos,  inscrita en la naturaleza. 


Traducción: Aliana Santana



Bibliografia

ARIÈS, P. História Social da Criança e da Família. 2ª. ed. Rio de Janeiro: LTC, [1978] 2015. 189 p.

FUENTES, M. J. S. Asuntos de familia, 2017. Disponible en: <http://asuntosdefamilia.com.ar>. Acesso em: 15 ago. 2017.



 

 



EJE 3: El estrago materno
"El sexo débil respecto del estrago"




Pablo Picasso
Por: Viviana Berger. Miembro NEL-Ciudad de México

 

Es muy citada la frase de Lacan del Seminario 23, "El hombre es para la mujer todo lo que les guste, […] una aflicción peor que un sinthome. […] Incluso, un estrago".

Desde Freud lo imposible de la relación madre-hija, cuyo impasse es la hostilidad y la recriminación por la castración, se transmite más tarde en la pareja -introduciendo sólo para el segundo matrimonio una gota de esperanza. 

Lacan, sin embargo, leerá en ese impasse un plus que le abre a la mujer un portal de acceso a un goce que está vedado para el hombre. 

No obstante, el punto es que ni por menos ni por plus, las mujeres se encuentran exentas de la solidaridad entre el amor y estrago –dada su relación estructural al S(A/) la demanda de amor fácilmente tenderá a acentuarse al infinito, en tanto ella, también, está teñida de goce y el goce del cual se trata es sin límites. 

Es así que podemos preguntarnos, ¿deviene, entonces, el estrago un destino necesariamente inexorable en la relación con una mujer?

Podemos arriesgar como respuesta que eso dependerá del Otro de los partenaires en cuestión. Si "no hay relación sexual" y, por ende, lo que hay son "síntomas", entonces la relación de pareja implica en sí una apertura al Otro, que el Otro se vuelva síntoma del parlêtre, que -en el mejor de los casos- algo del goce autístico sea perdido para, así, ser reencontrado en el Otro terceridad (lo cual implica de por sí un cierto pasaje por la castración). 

Ahora bien, cuanto más consistente y absoluto es ese Otro, menos pérdida de goce; por ende, más estrago para la mujer, y más goce del fálico y autoerótico para el hombre. Y …, lógicamente, más destino estragante inexorable. 

Por lo visto, a pesar de la expectativa de Freud en cuanto al segundo matrimonio, las consecuencias de la asunción de la inexistencia del Otro parecieran ofrecer más esperanzas que andar volviéndose a casar una y otra vez.

Queda en evidencia así que el argumento, "porque la relación con la madre es imposible de resolverse", sólo le sirve al sujeto como coartada para avalar su rechazo de la castración: para él, no ceder el goce del cuerpo como Uno; para ella, seguir consintiendo al partenaire del goce infinito. Y así … cada quién, con su ¡mamá! 


EJE 4:  La ciencia, lo jurídico: los cuerpos de la maternidad
"Hijos de la ciencia"


Por: Liliana Bosia, miembro de la NEL, asociada de APEL Santa Cruz
 

Freud nos proponía la maternidad como salida a lo femenino. En su época la madre naturaleza decidía quien podía ser madre y quien no. 

Desde el siglo pasado la tecno-ciencia en su empuje febril abrió la puerta de " para todos" es posible un hijo, desde 1978, año en que nace la primer bebé de probeta en Inglaterra hasta ahora la ciencia ha colaborado a muchas parejas en su deseo de ser padres pero también ha  desplegado una serie de opciones para la concepción de un hijo: inseminación artificial, fecundación en vitro, maternidad subrogada, donación de óvulos, donación de espermatozoides, alquiler de vientre, compra-venta de óvulos y espermatozoides.

Estas opciones amplían el espectro de la posibilidad de la maternidad y de la paternidad a parejas homosexuales femeninas, parejas homosexuales masculinas, mujeres solas y hombres solos, colocando al hijo como objeto (a) en el mercado de la oferta y la demanda.

Así también la manipulación genética que la ciencia permite hoy nos posibilita ordenar un hijo a la carta: de determinado color de ojos, de pelo , etc.

Ya no es más la naturaleza quien determina quien puede o no tener un hijo, la ciencia con su discurso capitalista de todo es posible permite que mujeres de edad avanzada lo sean como el caso de Daljinder Kaur en la India que se convirtió en madre a los 70 años o más recientemente la pareja inglesa que fueron padres a los 63 y 65 años.(1)

No le corresponde al psicoanálisis aprobar o no estos métodos y/o juzgar estas decisiones  pero si es competencia del psicoanalista escuchar en el uno por uno que estatuto tiene para cada uno la búsqueda de un hijo, que de un deseo no anónimo en esa búsqueda. Solo ubicar las diferencias subjetivas permitirá desarmar el universal de la búsqueda de un hijo que nos propone el discurso tecno-científico actual. (2)

  

Notas:

(1)www.bbc.com/mundo/.../2016/05/160511_salud_daljinder_kaur_dar_a_luz_70_india...

(2)Silvia Tendlarz, entrevista para LaLeo, boletín de las X Jornadas de la Nel


EJE 4: La ciencia, lo jurídico: los cuerpos de la maternidad

"Hijos del asilo: De la naturaleza materna a la comunidad de solteros"




Leopold Sacher-Masoch

Por:  Jessica Jara. Asociada NEL-Guayaquil

Ante el hundimiento del Nombre-del-padre tenemos hoy un "individualismo democrático de masa". En el imperio de los unos solos, los individuos preferirían no hacer lazo y, libres de ataduras, viven un desarraigo en red. Miller ha apuntado que en nuestras sociedades liberales, mercantiles y jurídicas lo múltiple está en camino de destronar el Uno y que "aquellos que creen estar completos solos… no saben amar" . Un avance de la cuestión se hace eco de la clínica y la pregunta del eje 4 hacia las X Jornadas de la NEL "¿Hijos de quién?", a la que podemos responder: hijos de su madre. 

Así, un médico venezolano joven que vive en Guayaquil viene a consulta por dos asuntos: el primero es que su madre está visitándolo, el segundo tema queda suspendido. Él ama a su madre, médico jubilada y, sus amigos en la diáspora, la adoran; pero él ya no sabe qué hacer, cómo responder a sus exigencias. La interpretación "primero muerto loco que hablar de amor", torna primero el segundo asunto, mientras apunta al abuelo materno loco suicidado y al padre enloquecido (luego de ser torturado por político, cuando él era pequeño). Después se preguntará a qué iniciativas del "muchacho" que le gusta "les daría pie". Sin embargo, tiene una fantasía: él y sus amigos son solteros, viejos y felices en un asilo. Y lo habita un empuje oscuro de irse.

De paraísos como panales y la voz fría. O… En la comunidad de solteros, la madre reina

Ir a "El paraíso de los solteros" (Melville, 1855) es como arrancar desde un valle ardiente para llegar a una fría cañada… Uno se va desenredando de los asuntos del mundo... para meditar, disfrutar del ocio… ser invitado por algún templario. El templario actual es abogado, estudiante… un literato sin ataduras encantado con el suave aislamiento. El lugar es como un panal. Nueve caballeros, llegados desde distritos dispersos para representar el celibato general, cenaban. La comida fluyó, el vino corrió, el humor aumentó y ninguna falta contra el decoro… No tenían mujer ni hijos que les procuraran ansiedad. Viajan libremente ¡Unos hombres liberales, eruditos, mundanos y de gran capacidad para las interpretaciones filosóficas y vitales, cómo iban a sufrir en sus carnes lo que impone ese clericalismo? Pero, ¿será que un feliz panal de célibes solteros, no cuenta con su abeja reina?

En su seminario 16 Lacan aseveró: "ustedes no son cruzados. No se dedican a que el Otro… goce". En cambio, el masoquista buscará un tipo de Otro que pueda cuestionar en el punto de la voz, la querida madre, por ejemplo, como lo ilustra Deleuze, de voz fría y atravesada por todas las variantes de lo arbitrario (p. 234). En la "Presentación de Sacher-Masoch. Lo frío y lo cruel" Deleuze dice que Masoch, hacia las revoluciones de 1848, indicó con humor: "Haced contratos… con una Zarina terrible y que de ellos salga la ley más sentimental pero también la más helada, la más severa" (p.96). Y si la Naturaleza es fría, maternal, severa; esa frialdad no será la del sádico, cuya apatía busca impedir algún sentimiento o entusiasmo que atente contra la suspensión del fantasma. En "La madre de Dios" de Masoch, toda la secta es cariñosa y alegre, pero severa con el pecado, hostil al desorden. ¿Qué hay detrás del humor y estas historietas de madres heladas, sino el superyó obsceno y feroz?

Para Deleuze, la meta de Masoch es "Cristo en la cruz, sin amor sexual, sin propiedad, sin patria, sin querella, sin trabajo…" (p.103). El mismo Deleuze se refiere a "Bartleby, el escribiente", también de Melville. Allí la réplica "preferiría no hacerlo", es resistencia mortífera al tornar cualquier respuesta a ese dicho-congelado en caridad o filantropía, a ser rechazadas. La propuesta deleuziana es librarse del padre, engendrar al hombre nuevo sin particularidades: una sociedad universal de hermanos. Deleuze concluye que "de vocación esquizofrénica, y hasta catatónica y anoréxica, Bartleby no es un enfermo… sino el Medicine-man, el nuevo Cristo…" (p.92). A lo que anotamos que Laurent precisó que Deleuze y Guattari ordenaron una política pasándose del padre, a partir del goce del delirio.

Y, ¿el asilo? 

¿De qué se trata el asilo en esta fantasía? ¿Del asilo político que habría podido solicitar el padre, antes de ser torturado? ¿Será que algún asilo benefactor pudo haber evitado el pasaje al acto del abuelo materno? ¿Acaso la comunidad de solteros no es en sí un asilo para extranjeros perseguidos por un goce perturbador, ahí donde el padre no gobierna, la madre reina y el tiempo se suspende? 

Asylum, lugar inviolable donde ser siempre jóvenes filósofos moralistas, hijos soldados de madres dichosas, sabios aislados de la ciudad, muchachos serenos y cuidadosos de sí. Quizás la diosa Blanca a la que nos remite Lacan, esa diosa gélida, comanda el mundo feliz donde el deseo, el amor y la falta, quedan pulverizados, en un más de dispersión en la noche de los tiempos.

La otra cara del Paraíso de los solteros, a la que la escarcha ha pintado como un sepulcro, es "El tártaro de las doncellas". Allá la voz humana ha sido desterrada y la angustia se apoderó del narrador melvilliano mientras miraba una máquina, bestia de hierro inflexible con exigencia metálica, fatalidad inamovible que gobernaba y era servida por humanos con el silencio y la tenacidad del esclavo.

El psicoanálisis ante la frialdad y el desamparo de hoy apuesta por "dar pie" al amor y por un arraigo sintomático, desde donde replicar, vivamente, a las voces del superyó, femenino.


Acompañamiento musical

"Julia, Ocean Child"




Por: Edgar Vázquez, Asociado NEL- Ciudad de México

 

'Julia' es la canción con la que cierra el primer disco del así llamado White Album de The Beatles, aunque es en verdad un disco homónimo, editado en noviembre del 68'. Diversos testigos afirman que el título, la portada en blanco, así como la larga y heterogénea selección de temas se debe a que en aquellos momentos era prácticamente imposible que se pusieran de acuerdo en algo, incluso Ringo Starr llegó a abandonar la alineación por unos días a causa del tenso ambiente que se vivía en el estudio de grabación; se dice también que fue el único Beatle que dejó el grupo y al que los tres restantes le pidieron que vuelva. 

Varios de los temas de este álbum doble, parecen ser anticipos de las carreras en solitario de cada uno, incluso las acreditadas como Lennon-McCartney son en verdad composiciones individuales. 'Julia' es una de ellas. Escrita por John Lennon para su madre, Julia Lennon, quien lo dejó bajo tutela de su tía Mimi siendo muy niño luego de su divorcio y que tiempo después moriría atropellada por un policía en estado de ebriedad, cuando John tenía 17 años. La canción cuenta con una única guitarra acústica tocada con 'fingerpicking', técnica tomada del banjo que descompone los acordes tocando simultáneamente ritmo y melodía, los coros son hechos por el mismo Lennon y no cuenta con participación acreditada de ningún otro músico.

La letra contiene con múltiples referencias a Gibrán Khalil Gibrán, poeta libanés muy admirado por Lennon, particularmente de Arena y espuma (1926); de hecho, la frase con la que abre la canción "Half of what I say is meanigless, but I say it just to reach you", es un extracto textual del poema. Según cuenta el músico Donovan, la intención del autor era escribir una canción acerca de la infancia que no vivió con su madre, la primera imagen que evocó para ello es la de estar en una playa, caminando de la mano de Julia. De ahí en más, las alusiones al mar son varias y evocan poderosas imágenes: Julia, seashall eyes, windy smile, calls me... o Julia, sleeping sand, silent cloud, touch me...

Mención aparte merece el verso Julia, Julia, ocean child, calls me, en ella condensa el argumento de la canción (la infancia sin su madre) con la figura de Yoko, su entonces novia, y cuyo nombre en japonés significa literalmente "hija del mar". Es por todos sabido que John encontró en Yoko un partenaire singular, que escapa a la comprensión de la opinión popular pero que cumplió una función determinante en su vida, rebasa nuestro propósito ahondar en ese amor, solo indicaremos que esa figura condensada Julia/Yoko se desdobla en el transcurso de su carrera musical, ejemplo de ello son la tiernísima 'Woman', compuesta para Yoko luego del nacimiento de su hijo Julian, y la dramática 'Mother', angustioso reproche de John a Julia: Mother, you had me, but I never had you / I wanted you, you didn't wanted me... Son entonces dos versiones de la madre según Lennon: la mujer que él pudo hacer madre de su hijo y la madre que nunca lo fue para él.

 

John Lennon - Julia
www.youtube.com
Hoy es un día muy triste y en realidad no quería postear nada. Pero ya que algunos lo pidieron, decidí volver a subir este vídeo que alguna vez estuvo en el canal ...


 

 

Nueva Escuela Lacaniana del Campo Freudiano
www.nel-amp.org | comunicados@nel-amp.org